5 consejos para mejorar tu rendimiento de squash y 10 mandamientos a seguir

squash argentina

Para lograr un rendimiento óptimo al practicar squash, es importante buscar ir mejorando las aptitudes en el deporte y practicar consistentemente para así incrementar el nivel.

Si sigues estos consejos para mejorar tu juego, podemos avizorar que tu éxito como jugador de squash se encuentra a la vuelta de la esquina.

Estos 5 consejos te ayudarán a mejorar como jugador:

Mejora tu estado físico

Cuanto más en forma estés, más rápido y más poderoso serás, y más resistencia puedes alcanzar. Mejorar el estado físico es, en muchos sentidos, la forma más fácil y rápida de elevar tu nivel.

Mejora tu fuerza y ​​estabilidad

Esto se vincula al tip anterior, pero con un enfoque particular en un área a menudo descuidada. El squash requiere que tengas unos pulmones desarrollados y además, debes ir desarrollando tus posiciones corporales, ya que, si no tienes la fuerza para mantener estas posiciones y te mantienes estable en el punto de impacto, te estás abriendo a inconsistencias y una caída en la calidad de los disparos. Desarrolla una estocada más fuerte y una base más estable para golpear, y te sorprenderás de cómo mejora la calidad de tu disparo.

Cortar la pelota

Para hacer que la cancha sea grande para tu oponente, debes dejar la pelota lo más cerca posible de la pared frontal. Esto se puede hacer “cortando” y “girando” la pelota para que se agarre cuando golpea las paredes y el piso. Necesitas tener control de la raqueta y estar cómodo alrededor de la pelota para que esto suceda.

Domina tu peso de tiro en las esquinas traseras

A medida que te conviertes en un mejor jugador, deberás prestar más atención a lo que hace la pelota fuera de la pared trasera. Simplemente golpear una pelota que rebota en la pared trasera no es suficiente para presionar a tu oponente. Trata de concentrarte en hacer que la pelota se sumerja después de que golpees la pared posterior, en lugar de golpearla en la subida para que se siente. Esto forzará a tu oponente a golpear debajo de la pelota, dándote más oportunidades para atacar.

Volear mas

Cuanto más puedas volear, más presión podrás aplicar. El voleo puede ser difícil, pero te permite permanecer cerca de la T y quitarle tiempo a tu oponente. También te ayuda a acelerar el juego y te permite dictar el juego desde el medio. Asegúrate de que la precisión y el control de la pelota sean lo suficientemente buenos como para permitirte aumentar el ritmo, mientras te aseguras de que es tu oponente quien está haciendo todo el trabajo.

Los diez mandamientos del squash

Existen tips que configuran los mandamientos obligatorios para ser un buen jugador de squash.

Aquí te los señalamos:

  1. Trata de que la pelota llegue a una buena longitud.
    Golpea la pelota con firmeza en la línea de servicio para golpear el piso cerca de la zona de servicio.
  2. Ten como objetivo la esquina trasera
    Es la única manera de mantener el área T.
  3. Mantén la pelota cerca de la pared lateral
    El mejor tiro es un tiro recto.
  4. Recupera la zona T
    Desde la T puedes alcanzar el 60% de los tiros de tu oponente. Si estas en la T, estas controlando el rally.
  5. Debes ver la pelota en todo momento
    Mira la pelota en tu raqueta, mira la pelota en la raqueta de tu oponente y está atento a la pelota cuando está detrás de ti.
  6. Haz que tu oponente corra
    Trata de que tu oponente se mueva arriba y abajo de las paredes.
  7. Volea todo lo que te sea posible
    Al volear le das a tu oponente menos tiempo para recuperarse.
  8. Debes saber cuándo retrasar los tiros
    Haz que tu oponente espere y haz que tu oponente corra la distancia más larga. Las paradas y las entradas le causan fatiga a tu oponente.
  9. Ve por los tiros cortos
    Ir por los tiros cortos y un juego de buena longitud es lo que hace que se ganen los partidos.
  10. Cambia el ritmo de la pelota
    Al cambiar el ritmo de la pelota, repones el juego de tu oponente, además te ayuda a recuperarte cuando estás cansado.

Además de estos consejos y mandamientos, recuerda siempre estudiar las fortalezas y debilidades de tus oponentes y nunca subestimes la consistencia. No te preocupes si tu oponente puede recuperar la pelota, el hecho de que siempre estén detrás de ti y lejos de la T es suficiente para ganar. No solo los desgastará física y mentalmente, sino que también creará oportunidades para ti.